Juan Carlos Vivó Córcoles

Posts Tagged ‘Prusia

Si nos fijamos en la actualidad política española recorrida por urdangarinos varios parece imposible unir el término ética con el término política. La ética política la entiendo como el conjunto de normas de acción que permiten la convivencia y la cooperación ordenadas al bien común. En un sentido más reducido podría ser las normas que rigen la actuación del político responsable de coordinar las acciones que redundan en el bien de su pueblo.

A lo largo de la historia del pensamiento occidental ha habido dos posturas enfrentadas en el asunto que nos ocupa. Por un lado, partiendo de Sócrates y Platón, una línea de pensamiento que busca la ética en la política, donde podríamos incluir a un Aristóteles, buena parte de la filosofía medieval o a un Spinoza, y por supuesto a la ilustración con Montesquieu y Rousseau en Francia y Kant, por otro lado. En un segundo lugar, desde los sofistas, pasando por un Maquiavelo o un Hobbes donde se reduce la política a la consecución de los intereses del gobernante, aunque redunden éstos en beneficio de la comunidad. Utilidad ante todo, sin miramientos.

Federico II de Prusia fue un hombre de mil caras. El primer rey con verdadera altura de miras en el reino de Prusia. Su idea era colocar a Prusia entre las grandes potencias europeas, sacándola de su rango segundón. Su afán por saber, su inclinación a las ciencias, las letras y el arte marcaron su infancia y adolescencia. Pero todo ello no le llevó a ser un rey ensimismado, sino que en 1740, cuando accedió al trono, se dedicó en cuerpo y alma a la tarea política. Pretendió dar recursos naturales a la empobrecida Prusia conquistando la Silesia a los austriacos. Debido a su militarismo consiguió que en 1756 se crease una gran coalición entre Suecia, Rusia, Francia y Austria que dio lugar a la Guerra de los Siete años. La guerra devastó el país, pero gracias a una organización racional y muy moderna de sus ejércitos pudo conservar e incluso engrandecer su territorio. De ahí el apelativo de Grande o de Rey Soldado que obtuvo ya en vida. Un estratega militar de primer orden.

Decía además que “el Rey es el primer servidor del Estado”. Por ello se ocupó también del bienestar de sus súbditos. Para ello reformó la administración favoreciendo la preparación para acceder a los cargos públicos, con exámenes para ocuparlos. Aumentó la presión fiscal, suprimió aduanas interiores y creó la banca estatal. Reformó la justicia haciendo que el acceso a ella fuese igual para quien fuera, ocupase el lugar social que ocupase. Durante su reinado se creó un código de procedimiento civil que independizaba al Poder Judicial del Ejecutivo, y un código civil que rigió entre 1794 hasta 1900. Creó la primera escuela pública que se conoció en su reino. Favoreció las artes y las letras ocupándose del mecenazgo de músicos como Bach o pensadores como Voltaire. Favoreció la colonización de las tierras devastadas por la guerra incentivando al campesinado. Se preocupó por la introducción de nuevas técnicas agrícolas. Abandonó la práctica de la tortura y favoreció la libertad de culto atrayéndose la complacencia de minorías como la católica. Permitió una relajación de la censura. Él mismo escribió de su puño y letra obras con títulos tan elocuentes como el Anti-Maquiavelo.

Por todo ello fue una referencia para la Ilustración. El rey filósofo. Detentaba las virtudes que el rey ilustrado que usa la razón por encima de todo debe tener. De un modo muy ingenuo quizá autores como Kant olvidaban que el poder seguía siendo casi absoluto, que se gobernaba aún para el pueblo pero sin en pueblo y que el ejército y el militarismo habían sido su escudo y su bandera.

Con este ejemplo concreto no quiero ensalzar la figura de un rey de un lejano país en un periodo ya algo lejano de nuestra historia, sino hablar de Haití. Tras la conquista española se produjo en la isla de la Española el exterminio de la población nativa. El Tratado de Ryswick de 1697 formaliza la cesión de la parte occidental de la isla a Francia. Pronto se dedica el país vecino a llenar la isla de esclavos negros para sus ricas plantaciones de azúcar y café sobre todo. La sociedad se estratifica en varios grupos como los grandes y pequeños blancos, negros y mulatos libres, esclavos y por último, los cimarrones, esclavos negros que vivían clandestinamente huyendo de la esclavitud.

La Revolución Francesa ejerce un fuerte impacto en la sociedad haitiana, haciendo nacer un sentimiento independentista y abolicionista de la esclavitud. Justo al inicio del siglo XIX, en 1804, favoreciéndose de la inestabilidad francesa y con el concurso de los intereses de otras potencias, se llega a una independencia de facto.

La historia posterior de Haití no fue fácil sucediéndose infinidad de gobiernos, a cual más corrupto y muchos de ellos muy sanguinarios, como el clan de los Duvalier, con la sanguinaria milicia de los Tonton Macoute y el no menos estrambótico Jean-Claude Duvalier. Los intereses económicos y estratégicos de potencias como la norteamericana hicieron el resto. Hace dos años un terremoto devastó la isla produciendo más de trescientos mil fallecidos.

¿Qué mató más el terremoto o la desgraciada historia de Haití? Estoy convencido que lo segundo. Un país desgraciado, abandonado, explotado en lo que se ha podido, empobrecido, que no cuenta, con los índices de desarrollo humano más bajos, está expuestos mucho más a los efectos de un terremoto que un Japón. Fukushima es la tragedia de un país rico, no la de un país pobre. Y seguro que la recuperación de Japón es mucho más acelerada y, si no fuese por la cuestión nuclear, mucho menos dañina.

En Haití jamás ha habido un Federico II, ni un Kant que pueda loar sus virtudes políticas. Sólo la conjunción de ética y política pueden hacer de nuestro mundo algo más habitable. Y un Haití devastado y sin salida no sería posible. La naturaleza es incontrolable. Sus efectos los amortiguan el desarrollo y la riqueza.

Gracias @inma_eiroa #somosHaiti

Anuncios

Archivo de publicaciones

Comentarios recientes

vivotrini en Gracias, #Bebeabu
juancvivo en El viaje
Jesus110374 en El viaje
juancvivo en Un hombre nuevo
Alicia en Un hombre nuevo

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 7.317 seguidores

Licencia Creative Commons

Licencia Creative Commons
Blog de Juan Carlos Vivó Córcoles por Juan Carlos Vivó Córcoles se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.